jueves, 22 de septiembre de 2016

miércoles, 14 de septiembre de 2016

COMO SUPERAR LA ADICCION A LAS COMPRAS Y NO SER UN CONSUMIDOR COMPULSIVO

Se la llama la enfermedad invisible, porque nadie la advierte como tal, ya que a la persona se la considera por lo general frívola o caprichosa, cuando en realidad ésta padece un alto grado de sufrimiento y de incapacitación. Los expertos advierten que el deseo de comprar, una forma para hallar la felicidad, proviene del exterior más que del interior, debido al acoso que hace la publicidad. Aunque otros hacen hincapié en que el problema está en la persona, siendo difícil delimitar cuándo el entorno, una época o una situación, da lugar a una conducta adictiva. El consumo compulsivo afecta sobre todo a mujeres y jóvenes; y se trata de una patología que puede encubrir una depresión, ya que la persona en cuestión sólo siente satisfacción cuando compra. Después, debido a los problemas de conciencia (por el gasto indebido que hizo), cae en un estado depresivo; y el no poder ir de compras le provoca una profunda tristeza y una gran ansiedad. Al igual que sucede con las drogas, la necesidad de consumir se hace mayor cada día.

El síndrome de los adictos a las compras se llama oniomanía o shopaholics (en inglés). Esta una patología que se empezó a estudiar como síndrome psiquiátrico en los Estados Unidos (dónde sino) en la década de los ochenta; allí se hablaba del buying spree (el frenesí de la compra). Se trata de un problema que se sufre durante todo el año, y no en épocas de liquidaciones como dicen algunos. En esa época sólo se exacerban los síntomas, pero el adicto se caracteriza, como se dijo, por la repetición insistente del deseo de gastar.
En el caso de que te llenes de objetos los cuales no necesitas, sientas más placer por comprar que por los elementos adquiridos, gastas más de lo que tienes o las compras te traen algunos problemas en casa, es momento de que te tomes un momento para ti y observes qué anda mal. Mira un poco para tu interior, repasa cómo va tu trabajo, tus afectos, qué imagen tienes de ti misma, el lugar que ocupas en tu vida social, entre otros cosas. Porque, en definitiva, comprar de forma compulsiva significa que algo no está bien, puede que sientas un vacío que no sabes cómo llenar (el conocido vacío existencial), o que te permita destacar socialmente (demostrando que tienes dinero), etc.
Las soluciones
Para los casos más extremos existen diversos tratamientos psicológicos muy efectivos, como son las reuniones semanales de psicoterapia en un tratamiento cognitivo-conductual. Aunque también se pueden adquirir nuevos hábitos, fáciles de aprender, para salir del problema. Por ejemplo, se recomienda en los momentos de euforia salir a divertirse a lugares que se encuentren lejos de grandes almacenes o tiendas; antes de salir de compras armar una lista en el hogar y luego limitarse a adquirir los artículos incluidos en el listado; tratar de no salir de compras en soledad; empezar a pagar en efectivo y restringir lo más posible las tarjetas de crédito. Se recomienda tratar de disminuir cada día la cifra que se permite gastar y llevar una lista con los gastos diarios -es ideal tener un control de los pagos con tarjeta-


Soy un compulsivo. ¿Qué puedo hacer?

  • Piense qué quiere, qué le pasa, cómo se encuentra y busque qué alternativa existe, distinta de la de ir de compras. Recupere viejas aficiones o incorpore nuevas, y cultive sus amistades.
  • Hable de su problema con personas de su entorno o con aquellas que lo hayan superado.
  • Antes de salir de compras, redacte minuciosamente una lista con el propósito firme de no salirse de ella. Cada nuevo producto debe tener su propia justificación.
  • Compre con dinero en metálico y deje su tarjeta de crédito en casa.
  • Antes de comprar algo, piense en la utilidad que va a darle y si no la tiene, desista de su intención inicial.
  • Revise semanalmente la marcha de su economía, el listado de gastos y en qué se han producido. Subraye en rojo los gastos inútiles o poco justificados.
  • Si algo le gusta, no lo compre de inmediato, concédase unos días, coméntelo con alguien y, posteriormente, decida.
  • Si está convencido-a de que no puede superar su adicción o ha fracasado en varios intentos, acuda al psicólogo.
  • La empresa no es fácil, pero recuerde que cada vez que controlamos impulsos irracionales que nos perjudican y los vencemos, hemos conseguido una victoria que nos hace más libres. Las adicciones nada tienen de bueno y cuando las vencemos a base de inteligencia, voluntad y esfuerzo, reafirmamos nuestra personalidad y mejoramos nuestro equilibrio emocional y calidad de vida.

lunes, 18 de julio de 2016

EL MANEJO DEL DINERO CON VEINTE AÑOS


Todo lo que una persona de “veintialgo” debe saber para manejar el dinero

Cuando se es un “millenial”, las deudas estudiantiles y la dificultad para tener un buen empleo se convierten en obstáculos para pensar en ahorrar o invertir. Por eso, FP le brinda algunos consejos para aprovechar al máximo su edad y lograr buenos hábitos desde joven.
Todo lo que una persona de “veintialgo” debe saber para manejar el dinero Todo lo que una persona de “veintialgo” debe saber para manejar el dinero
Según una encuesta de Western Union, en la que entrevistó a jóvenes entre los 18 y 34 años, cerca del 30% de la generación Y o “Millenials”, dicen que han tenido un tiempo difícil administrar sus gastos. Más del 20% esperan tener más tiempo para pagar sus cuentas y el 35% han prestado dinero de amigos o familiares.

Cumplir 20 años se convierte en una edad decisiva para muchos: es la edad para conseguir el primer trabajo, para realizar proyectos personales, para gastar el dinero en viajes y ocio; pero también para pensar en el futuro.

Temas como independizarse, tomar un crédito para un carro o tener un hijo suelen ser temas sensibles porque el dinero, antes de los 20, no era una preocupación. Pero es hora de aceptar esta edad y actuar al respecto.

FinanzasPersonales consultó varios sitios web especializados en el tema, como Bankrate, Money US News, CNBC y The New Daily, para recoger los mejores consejos que puede aplicar al tener “veintialgo”.

En cuanto ahorro

• Guarde al menos el 2% de lo que reciba: si no es algo que le enseñaron sus padres, es una costumbre a la que debe obligarse si algún día quiere viajar, estudiar o pensionarse. Empezar por un ahorro muy pequeño, así sea de $500 diarios o semanales, le puede ayudar. 

Si es de quienes no se puede controlar o tener dinero en efectivo, busque algún producto que le haga un descuento automático de su cuenta.

A.C.le aconseja dónde abrir una cuenta de ahorros.

• Cuando la oportunidad toque, tómela: muchas veces las entidades financieras o el Gobierno propone proyectos de los que usted puede beneficiarse, sea por su edad o por sus ingresos.

Desde la vivienda hasta nuevas oportunidades de trabajo. Su edad le permitirá tener oportunidades de pago mucho mejores que para una persona que tiene 30 o 40.

Lea también "Las formas más raras de ahorrar".

• Cree un presupuesto: aunque le suene una tarea en vano, puede ayudarle bastante para saber por qué se le va tan rápido el dinero. Se trata sólo de sumas y restas, no más: puede poner lo que recibe mensualmente, a eso restarle sus gastos de todos los meses (como arriendo, servicios, pago de las tarjetas, alimentación) y el dinero que le sobre, después de hacer esa operación, es el que tiene disponible para “darse un gustico” o para ahorrar.

El portal CNBC recomienda:

o 50% los gastos fijos: como la vivienda (la asignación de 28 por ciento o menos de los gastos de vivienda), las primas de los alimentos y de seguros básicos. 
o 20% para los objetivos financieros: pagos adicionales de deuda, un colchón de efectivo, pensión, etc. 
o 30% para los gastos variables, como salir a cenar, entretenimiento y viajes.

• Use la tecnología para ahorrar dinero: existen muchas aplicaciones en los celulares que le permitirá hacer un seguimiento de sus gastos. Algunas con recordatorios y otras con alertas. 

Incluso, puede pedir a su banco que le notifique cuando hace retiros o cuando le hacen pagos. Esto le permitirá tener un mayor control.


• Lleve un estilo de vida estudiantil: entre más pueda ahorrar o gastar menos, mejor. Puede seguir pensando en que es un estudiante que lleva almuerzo, que hace sus propias onces o que no se puede dar lujos excesivos como coger taxi todos los días.

• Tenga un colchón de efectivo: 
no deje todo en el banco. En ocasiones podrá tener una urgencia que le implique usar efectivo. Sin embargo, si usted es de quienes se tienta al ver dinero, pídale a alguien que se lo esconda en alguna parte de su casa.

En cuanto a deudas

• Evalúe su deuda: muchos colombianos lograron hacer una carrera gracias a préstamos estudiantiles. La idea es pagarla lo más pronto posible, así que entre más pagos haga o depósitos adicionales, menos tiempo estará endeudado.

Lea también cómo refinanciar una deuda.
• Inicie una vida crediticia: esto le permitirá darse a conocer en el mundo financiero, lo que a futuro le ayudará a que le presten dinero para comprar un carro, una casa o para tomar unas vacaciones. ¿Cómo hacerlo? FP le dice aquí.

• Tarjetas crédito: tómelas sólo cuando sea necesario. El éxito de mucha gente en el uso de estas tarjetas es que las tienen para usar en casos de emergencia o para diferir sus compras en máximo una cuota.

• Evada nuevas deudas: si usted es de los que los bancos llama constantemente para ofrecerle créditos o de quienes sufre de ser un comprador compulsivo, recuerde que esta es la edad en la que puede empezar a crear una mala reputación en las centrales de riesgo, como Datacrédito. Si usted no paga a tiempo, siempre será reportado.


En cuanto a inversión

• Gane más para ahorrar más: cuando consiga un mejor trabajo que le ofrezca un mejor sueldo, lo mejor que puede hacer y pensar es que “sigue ganando lo mismo que antes”. Esto le permite crear un nuevo ahorro, dinero que podrá invertir en otros asuntos, para obtener mucho más dinero.

Incluso, no necesita de grandes sumas para hacer inversiones: los CDT, las carteras colectivas y algunas cuentas de ahorro muchas veces no necesitan más de $50 mil, dependiendo del banco o entidad financiera.

• Sea arriesgado al invertir: su juventud le da una gran ventaja y es que lo que puede llegar a perder, lo puede recuperar a futuro. La idea es que, para esto, se asesore bien. Los bancos y las comisionistas de bolsa no suelen cobrar nada porque usted pregunte en qué puede invertir y dígales que quiere una inversión de “alto riesgo”, esto quiere decir que pone un dinero en algún activo y que puede ganar mucho durante un solo día o, lastimosamente también, perderlo todo en un solo día.

¿PORQUE EL GOBIERNO QUIERE QUE GASTEMOS ?

El plan de la élite para
generar inflación
Los gobiernos de los países desarrollados están desesperados por generar inflación. Hoy te cuento por qué y cómo planean hacerlo. Además te cuento la mejor inversión a hacer en este contexto.
La economía está luchando contra fuertes vientos deflacionarios, haciendo que la meta de la Fed de producir inflación sea más urgente. La Fed ha fracasado en producir inflación durante más de siete años con tipos de interés cero, QE1, QE2 y QE3. Ahora el dólar ha subido tras el Brexit, haciendo aún más remotas las metas de inflación de la Fed.

El Banco Central Europeo ha fracasado, el Banco de Japón también y China está fracasando igual que el resto. Cada trimestre que pasa, se acerca el apocalipsis para las élites globales. Y necesitan inflación porque esa es la única manera de escapar del problema de la deuda soberana.

Si la deuda está creciendo a 3% o 4% cada año, por ejemplo, mientras la economía sólo está creciendo al 2% por año, uno no está saliendo de su deuda. La deuda está creciendo más rápido que la economía. Eso nos coloca en el camino de Grecia y nos llevará a la quiebra. Por eso las élites monetarias están desesperadas por generar inflación.

La pregunta para estas élites es: ¿De dónde vendrá la inflación? La respuesta llega en dos partes.

La primera parte es tener precios de oro más altos. Las élites monetarias están buscando subir el precio del oro para generar inflación. La idea es que los bancos centrales, ya sea la Fed o los mercados emergentes, suban el precio del oro. La idea existe hace bastante pero ahora estas élites la están discutiendo públicamente. Esto nunca había pasado.

Un precio del oro más alto también subirá los precios de la economía en general, dándole a la Fed su preciosa inflación. Esa es la primera parte de la respuesta.

La segunda parte se llama dinero helicóptero.

Probablemente hayas escuchado algo al respecto. Se parece a un helicóptero tirando dinero en las calles. Todos cogen el dinero, corren hacia un Walmart y se van de compras. Todo ese gasto extra lleva a la inflación. Así no funciona literalmente el proceso pero la idea es la misma.

Déjame explicar técnicamente cómo funciona el dinero helicóptero. Es una combinación de políticas monetarias y fiscales. El dinero helicóptero equivale a un gasto directo del gobierno para estimular la economía. La idea es forzar el gasto dado que el sector privado no lo está haciendo. ¿Quién hace ese gasto? El gobierno. El banco central controla la emisión de dinero pero no puede controlar el gasto del gobierno. Eso tiene que hacerlo el Congreso.

Con dinero helicóptero, el Congreso gasta el dinero. Cubre el déficit con más préstamos y la Fed emite el dinero para cubrir ese endeudamiento. Es esencialmente monetizar la deuda.

La idea es simple. Cuando el gobierno gasta, la economía vuelve a moverse. Según la prescripción, ni siquiera importa en qué gastan ese dinero. El punto es: si la gente no gasta, el gobierno lo hace. Cuando el gobierno gasta y genera déficit, eventualmente se producirá inflación.

Está política puede ser rastreada hasta la Gran Depresión y John Maynard Keynes. Él argumentaba que el gasto del gobierno podría sacar a la economía de la depresión. Es Keynesianismo 101.

Tuvimos una muestra de esto el último diciembre cuando Paul Ryan impulsó una ley de "reconciliación fiscal" en la Casa de los Representantes. Rompió el techo que tenía el presupuesto desde 2011. El Senado la aprobó y, naturalmente, Obama la firmó. Todos se reunieron en Washington.

Los políticos aman gastar dinero en un año electoral. A los demócratas les gusta gastarlo en organizaciones comunitarias, gremios docentes y programas sociales. A los republicanos en defensa nacional. Todos obtienen algo. Pueden construir seis aviones nuevos, ofrecer casas, salud y vivienda gratis.

Después el supuesto multiplicador Keynesiano entra para aumentar el gasto del consumidor. Éste dice que si el gobierno gasta dinero para contratar gente para la construcción una autopista, por ejemplo, lo gastarán yendo a cenar, al cine, comprando vehículos nuevos, de vacaciones, etc. Y aquellos que ganan ese dinero lo gastarán en otras cosas. Es un círculo virtuoso.

Este es el supuesto efecto multiplicador keynesiano, en el que cada dólar de deuda genera dólares adicionales de actividad económica. Pero el multiplicador podría no ser tan efectivo como sospechan las élites. En una economía saturada de deuda como la nuestra, el multiplicador ya no tiene efectividad.

La nueva deuda ya no produce beneficios económicos. Y hay evidencias que sugieren que actualmente el efecto multiplicador es cero o incluso negativo.

Pero este pensamiento Keynesiano sigue de moda entre las élites. La ley de presupuesto fue la punta del iceberg. El plan ahora es tener déficits fiscales mucho mayores. ¿Cómo va a cubrir el Congreso este déficit? El Tesoro de Estados Unidos pedirá dinero prestado. ¿Quién le va a prestar dinero al Tesoro? Simple. La Fed imprimirá el dinero y comprará los bonos. Eso nos trae de vuelta a la impresión de dinero.

Eso significa, en el análisis final, que el dinero helicóptero es la receta para la inflación.

Ese plan es una posibilidad. Las élites lo están discutiendo. Está avanzando gracias a las grandes mentes que trabajan para los grandes think tanks, dirigidos por George Soros y la élite financiera. Sabemos quiénes son. Sólo hay que seguirlos y ver qué hacen.

Pero estas élites van más allá de la etapa de pedir dinero helicóptero. Eso ya se ha decidido. Ahora están debatiendo en qué deberían gastar ese dinero. Están buscando la mejor manera de tranquilizar al público. Es decir, mentirle, sobre lo que en realidad están haciendo.

En conclusión, el dinero helicóptero está llegando. Creo que la inflación también. Tal vez no pase de la noche a la mañana, pero los gobiernos lo conseguirán si están lo suficientemente decididos.

La deflación ha tenido el control de muchas maneras, desde la crisis del 2008. Y una vez que la inflación llegue, no puede volver a meterse en la botella fácilmente.

Piense en las fuerzas de deflación e inflación como dos equipos luchando en una guerra. Eventualmente, un lado gana. Si las élites ganan la batalla contra la deflación, tendrán más inflación de la que esperan. Tal vez mucho más. Este es uno de los shocks que los inversores tienen que vigilar.

Esta política ha llegado más pronto de lo que se creía. Ahora es el momento de comprar oro.

Atentamente,

Jim Rickards
 

domingo, 3 de julio de 2016

¿QUE ES UN FONDO DE INVERSION Y PARA QUE SIRVE?

En mi opinión, los fondos de inversión son posiblemente el mejor vehículo de inversión para canalizar el ahorro por muchos motivos. Flexibilidad, oferta, diversificación, fiscalidad, acceso a mercados exóticos de forma económica, etc. No obstante también hay muchas opiniones en contra, por el gran negocio que supone para los bancos y la industria de gestión de activos. Por eso, lo que quiero es que te formes tu propio punto de vista. Para lo cual voy a darte algo de información útil sobre fondos de inversión para novatos.
La banca comercial es el principal distribuidor de fondos de inversión del mercado. La mayoría de bancos tiene sus propias sociedades de gestión de activos. Y gracias a la red comercial de oficinas, captan cantidades ingentes de dinero en los fondos que a ellos les interesa.
En general si vas a tu banco por tu propia iniciativa, te encontrarás que tienen un catálogo de fondos con una oferta muy similar a las de cualquier banco de la competencia. Prácticamente en cualquier banco, vas a tener un monetario, un fondo de renta fija a medio y largo plazo, dos o tres fondos mixtos, un fondo de bolsa americana, uno de bolsa europea, bolsa japonesa, emergentes y bolsa internacional. Con veinte o veintitantos fondos tienes cubiertas las categorías más comunes de fondos de inversión con las que hacerte una cartera de fondos.
Si vas al banco porque te han llamado para informarte de un fondo, malo. Y si vas a informarte sobre fondos y te insisten mucho sobre uno o dos fondos concretos, malo también. Malo porque seguramente te querrán colar el fondo de campaña de turno y aunque pudiese salir bien, no tiene por qué ser el fondo más adecuado para ti.
Como novato en fondos de inversión, debes saber que ya sea que contrates un fondo por tu cuenta, por recomendación o por tu propia iniciativa si lo contratas a través de internet, el banco está obligado a que pases un test de conveniencia. Es decir, a verificar que lo que vas a contratar está dentro de los parámetros que marcan, tu experiencia inversora, tus conocimientos y tu capacidad financiera.

sábado, 16 de abril de 2016

LA EDUCACION FINANCIERA EN NUESTROS HIJOS


Lejos de haber descubierto que el dinero nace de los cajeros, los niños tan solo cuentan con nociones de matemáticas cuando sus hábitos de consumo ya están arraigados y otras como lo referente al ahorro es tarea de los padres inculcárselas. Todos nos quedamos atónitos al ver cómo nuestros abuelos caen víctimas de estafas y picarescas, como lo que sucedió con las preferentes, o cómo gente de nuestra generación vive atrapada por la hipoteca porque en su momento se dejaron absorber por la burbuja inmobiliaria y se vieron abocados a compar un piso más allá de sus posibilidades.

Los pasos básicos para suplir esta asignatura que no dan los profesores es, desde una temprana edad, predicar con el ejemplo ante nuestros hijos. Probablemente no nos hagan caso, pero si ven que nuestra relación con el dinero es saludable, es muy posible que la suya también lo sea.
La relación de nuestros hijos con el dinero arranca desde una pronta edad y no a través de lo que les compramos, sino en el mismo momento en que les damos su primera paga. Saber administrársela y dedicar una parte al ahorro les servirá para cultivar ese hábito tan necesario. El momento de abrirles su primera cuenta bancaria debe ser un momento crucial (existen cuentas bancarias para niños, la oferta es muy extensa) y enseñarles a ser consumidores inteligentes.

Una buena educación financiera ayuda a andar seguros por la vida

En la adolescencia, sus responsabilidades cambian y manejan más dinero, incluso empiezan a saber lo que cuesta ganarlo (y mucho), por lo que un buen asesoramiento (no imposición) ayudará a que el tránsito por la vida, totalmente condicionado por el papel moneda, sea lo más llevadero, productivo y predictivo posible.





domingo, 10 de abril de 2016

PORQUE ES MEJOR ALQUILAR QUE COMPRAR UNA VIVIENDA


Segun los pensamientos de la mayoria de la gente alquilar una vivienda no es invertir,es gastar,es tirar el dinero,estos son los argumentos de la gran mayoria,pero aqui os mencionare otros argumentos que difieren de la gran mayoria.

Una casa alquilada tiene la posibilidad de cambiarse en tiempos de crisis,situacion laboral incomoda u otros motivos economicos,a otra casa mas barata

Siempre sera mas facil negociar con nuestro casero una rebaja que con un banquero

En un alquiler te ahorraras los gastos de comuidad,seguros,impuestos ect...

tambien cada 10/15 años tendras que hacer una remodelacion por desgaste,en un alquiler eso no corre de tu cuenta

Si estamos pagando la hipoteca y la palmamos esa deuda pasa a tus herederos,¿vamos hacerles cargar con ese marron a nuestros hijos?


 la inversión de una casa es algo relativo. Al cabo de 40 años, habría que hacer la cuenta de cuánto nos hemos gastado en la hipoteca, varias remodelaciones, mejoras, comunidad, derramas, ibi, seguros de hogar… y luego compararlo con cuánto nos habríamos gastado en alquiler. Siempre nos costará menos el alquiler al cabo de 40 años. Y claro, los que alquilaron, han dedicado esa cantidad sobrante a otras cosas como formación de nuestros hijos, viajes, placer, ocio? 

En resumen, los que alquilan quizá parezcan al final más pobres que los que compran una casa. Pero como nadie puede predecir el futuro, hay más probabilidades de que los que han alquilado una casa hayan aprovechado mejor su tiempo para su felicidad, para su formación, y para mejorar sus condiciones de vida 

Supongamos que:
De comunidad pagas 70 euros/mes
De seguro hogar  180 euros/año
Impuesto I.B.I    180 euros/año

Lo que supone un gasto anual de 1200 euros,si lo multiplicamos por la mitad de la hipoteca seria 24000 euros si contamos con los gastos de apertura de hipoteca,hacienda,registros y demas gastos inmobiliarios estariamos hablando de una cantidad importante con lo cual si ese dinero lo invirtiesemos nos podriamos comprar esa vivienda dentro 20 años con dinero en mano y sin necesidad de pedir nada al banco

Asi es como hacen negocios los banqueros e inculcan y manipulan a las personas que no saben poco o nada acerca de sus finanzas.